La renta variable española ni siquiera amaga el rebote en la apertura tras la aciaga semana anterior y no se apoya en el último cierre positivo de Wall Street y del Nikkei japonés para recuperar un poco de terreno. El Ibex 35 baja un 0,7 por ciento hasta los 11.508 puntos presionado por todo el sector bancario, por las constructoras y por Telefónica. El mercado español no respira tras conocer las cifras de compañías como BBVA y Endesa, mientras que las caídas se repiten en el resto de plazas del viejo continente. En el mercado de divisas, el cambio euro/dólar se coloca en las 1,57 unidades mientras que, en el de materias primas, el futuro del crudo ligero estadounidense se mantiene por debajo de los 124 dólares.
El repliegue del crudo. Es el factor clave que propició en la última sesión el cierre alcista de Wall Street, junto a una serie de datos macro que resultaron un tanto tranquilizadores, como el aumento de los pedidos de bienes duraderos, que experimentaron un avance del 0,8 por ciento. Pero la caída del precio del oro negro en las últimas sesiones no es suficiente este lunes para impulsar a las plazas del Viejo Continente. La presión del sector financiero no se va “ni con lejía”, sigue ahí y se deja notar día tras día sobre el ánimo de los inversores. Unos inversores que además, cuentan en Europa este lunes con la referencia del índice GfK de confianza del consumidor alemán: prevé que ésta se sitúe en el mes de agosto en 2,1 puntos frente a los 3,6 del mes de julio. Y eso precisamente, confianza, es lo que brilla por su ausencia en los mercados pese a que los resultados empresariales no parecen malos, según los expertos. Esta mañana se han conocido los de BBVA y los de Endesa. Las cuentas del BBVA no impulsan al banco Las acciones del BBVA se colocan entre los que arrastran a la baja al selectivo del continuo. Bajan un 1 por ciento, tras comunicar que redujo en el primer semestre su beneficio neto un 7,9 por ciento hasta los 3.108 millones, debido a una provisión extraordinaria de 329 millones destinada al proceso de prejubilaciones en España y Portugal. Sin incluir las plusvalías extraordinarias (de 180 millones este año y 750 millones hace un año), el beneficio atribuido ha aumentado un 11,6 por ciento hasta 2.928 millones de euros. Por su parte, la tasa de morosidad se ha situado en el 1,15 por ciento, frente al 0,86 por ciento de hace un año y el 0,89 por ciento de finales de 2007. Su gran competidor, el Santander cede un 0,74 por ciento en un día negativo para todo el sector financiero, con Popular, por ejemplo, abajo un 1,8 por ciento. Endesa no celebra sus cuentas Las acciones de Endesa se sitúan también entre los números rojos, pese a anunciar que ha disparado su beneficio neto hasta los 6.002 millones de euros en el primer semestre, lo que supone un incremento del 378 por ciento respecto al resultado registrado en el mismo periodo del año anterior. Cuentas que se consiguen por la venta de activos en este periodo. Endesa cede un 0,43 por ciento. Además, se ha publicado que Acciona no planea salirse del capital de Endesa antes de 2012, salvo que la italiana Enel pusiera encima de la mesa una prima multimillonaria por sus acciones. En los últimos tiempos se ha especulado con que los principales accionistas de Endesa -Acciona y Endesa- liquidarían la relación en la eléctrica tras desacuerdos surgidos en los últimos meses por el nombramiento de altos directivos y otras decisiones estratégicas en Endesa. Enel posee una participación del 67 por ciento en Endesa, mientras que Acciona controla el 25 por ciento de la eléctrica. Las acciones de Acciona recortan un 0,37 por ciento. Pero los descensos más acusados son, en el inicio de la sesión de este lunes, para Sacyr Vallehermoso, al retroceder un 3,14 por ciento, mientras que Abertis baja un 1,8 por ciento. La operadora Telefónica, que presenta sus resultados el último día de julio, cae un 0,74 por ciento. Técnicas Reunidas lidera las alzas Los repuntes más abultados dentro del Ibex 35 se los anota Técnicas Reunidas, al subir un 2,2 por ciento, seguido de compañías como Iberia(+1,21 por ciento), después de que Citigroup haya mejora su recomendación sobre la compañía de vender a mantener. Más de un 1 por ciento gana Abengoa, en una jornada en la que Ferrovial se deja un inapreciable 0,09 por ciento, tras conocerse que BAA, filial de aeropuertos británicos de la española, ha logrado que una mayoría cualificada de acreedores de un préstamo subordinado de 2.000 millones de libras acepte una serie de modificaciones técnicas del mismo. Esta aceptación supone, según BAA, un paso más hacia el cierre del proceso de refinanciación de la deuda de cerca de 10.000 millones de libras adquirida por el grupo en la compra por Ferrovial, que en principio había anunciado que esperaba completar el proceso en junio-julio.