Los bancos del Ibex 35 ya han presentado sus cuentas del tercer trimestre del año. En general, la foto que se extrae del sector financiero español es que está mejor que hace un año, aunque los próximos meses van a ser clave para ver el impacto que tiene el impuesto de las hipotecas, el llamado impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD), y los 10.500 millones que podría suponer el índice de referencia de préstamos hipotecarios (IRPH).

La gran banca española ganó un 12% más entre enero y septiembre de este año hasta los 13.228 millones de euros, gracias al impulso de BBVA tras la venta del 80% de su cartera inmobiliaria a Cerberus por unos 4.000 millones y las plusvalías obtenidas por la venta de su filial chilena. En el caso de CaixaBank también amplío sus beneficios un 18,8%, mientras que Banco Sabadell ganó un 56,5% menos hasta septiembre por los problemas informáticos y comerciales de TSB, su participada en Reino Unido. 

Este viernes Santander, BBVA, CaixaBank y Sabadell deberán pasar por los test de estrés que realiza la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés). La entidad que lidera Josep Oliu llega a este examen como el banco del Ibex 35 menos rentable, con un ROE del 1,97%. La EBA, sin embargo, tomará como referencia las cifras a cierre de 2017, cuando la entidad presentaba mejores cifras de rentabilidad antes de que TSB sufriese fallos en sus sistemas informáticos y aplicaciones.

 

Los bancos se preparan ante la nueva factura hipotecaria: 10.500 millones por los IRPH

 

La entidad más rentable una vez más es Bankinter con un ROE del 13%, frente al 12,2% que presenta BBVA. La entidad que lidera María Dolores Dancausa ha aumentado su margen de intereses un 6,7%, sus beneficios un 7,3%, aunque el resultados de operaciones financieras se ha reducido un 19,1%. 

Este epígrafe recoge las ganancias o pérdidas que el banco obtiene con la compraventa de activos financieros, como los bonos soberanos, carteras de acciones, opciones, futuros..., así como los ajustes por valoración de los mismos. Una partida poco importante para los usuarios de la entidad, pero importante para el negocio bancario actual acosado por los bajos tipos de interés y cada vez con menos margen para aumentar comisiones.

Su ratio de solvencia CET 1 aumenta el 11,7%, en línea con el resto del sector que se mueve entre el 11,1% de Banco Santandery el 12,46% de Bankia.

Los bancos siguen hundidos en el Ibex

Lo cierto es que pese que el balance de los bancos mejora respecto a 2017, las entidades siguen muy tocadas en bolsa, con todas ellas con rentabilidades negativas en lo que va de año. BBVA acumula un retroceso del 28,2%, Bankia del 27,85%, Banco Sabadell del 27%, Santander del 19,6%, CaixaBank del 5,65% y Bankinter del 5,3%. 

Los inversores penalizan la ya conocida hoja de ruta del Banco Central Europeo (BCE) que no subirá tipos al menos hasta el próximo verano y la depreciación de las divisas emergentes en el caso de BBVA y Santander, pero sobre todo el tortuoso camino por la justicia que le espera al sector: el próximo lunes el Tribunal Supremo aclarará quién paga el impuesto de las hipotecas y la posible reciprocidad de la sentencia.

Fuente: CNMVBeneficios(%)Margen de intereses(%)Rentabilidad financiera (ROE) actualROE '17CET 1 actualCET 1 '17
Banco Santander5.742 millones13%25.280 millones-1,6%8,2%7,54%11,11%10,8%
BBVA4.323 25,3%12.899-2,3%12,2%9,6%11,3%11,2%
CaixaBank1.76818,8%3.6173,4%7,7%6,6%11,4%11,7%
Bankia7440,6%1.5425,1%7,9%8,1%12,46%14,16%
Banco Sabadell247,8-62,1%2.742,7-4,71,97%6,05%12,1%13,2%
Bankinter403,67,3%816,36,7%13%12,3%11,7%11,5%

A principios de 2019 el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) también tendrá que derimir sobre las hipotecas ligadas al índice de referencia de préstamos hipotecarios (IRPH).

"Cuando pensábamos que el riesgo de las hipotecas ligadas al IRPH se había terminado con la sentencia del Tribunal Supremo de noviembre de 2017, la realidad es que la Comisión Europea ha presentado un conjunto de observaciones contrarias a la sentencia del Tribunal Supremo español dentro del contencioso que está teniendo lugar en Europa por las cláusulas IRPH españolas", explica Gonzalo López Eguiguren, analista de Mirabaud Securities en España.

"Según nuestras estimaciones, existen en España no más de medio millón de hipotecas ligadas al IRPH actualmente, lo que representa un 9% del total contratos hipotecarios (en línea con porcentajes que ha publicado Banco de España o la propia Comisión Europea) por lo que el impacto para el conjunto del sistema bancario español ascendería a 10.500 millones", indica el analista de Mirabaud.

Después de que se haya pronunciado la Comisión Europea el siguiente paso será conocer la opinión del Abogado General, por lo que entre tres y seis meses se conocerá la decisión. "De confirmarse una sentencia por IRPH en contra de la banca española, Caixabank sería la entidad más impactada (con un impacto de -160 puntos básicos) y Bankinter la que menos (ya que nunca comercializó créditos ligados al IRPH). El resto de entidades cotizadas rondarían impactos entre los -25 puntos básicos y los -55 puntos básicos", comenta.

López Eguiguren, pese a todo, cree que el castigo actual a los bancos ha sido desproporcionado en bolsa, y pese a las posibles provisiones que tengan que llevar a cabo las entidades estos casos judiciales no supondrán "un problema de solvencia".

Este riesgo se une también al impacto de la sentencia del Supremo sobre el impuesto de las hipotecas que va desde los 16.000 millones en el escenario más extremo que calcula Moody's hasta los 1.700 millones que estima Mirabaud, pasando por los 2.000 de Renta 4 o los 6.500 millones del Consejo General de Economistas de España.