Los bancos que operan en España registraron un beneficio neto atribuido de 6.607 millones de euros en el primer semestre del año.

Esto supone una reducción del 17,2 % respecto al mismo periodo de 2010. Así lo dio a conocer hoy la Asociación Española de Banca (AEB), que indicó que los depósitos a la clientela han crecido en el primer semestre el 7,7 %, en tanto que los créditos lo han hecho el 0,7 % respecto a junio de 2010.

La tasa de morosidad alcanzaba el 4,5 % frente al 4,2 % de hace un año.

Los bancos han conseguido elevar su core capital en ocho puntos básicos, hasta el 9,2%.

BBVA y Santander suponen alrededor del 88% del total del beneficio consolidado de los bancos españoles, según los datos de la AEB.