El banco comercial de Nankín ha ganado un 74,5 por ciento y el de Ningbo ha subido un 122 por ciento en su debut en la bolsa china. Ambas entidades se adhieren así a la tendencia de otros bancos comerciales de importantes ciudades de China de empezar a cotizar en las bolsas nacionales. Los 115 bancos comerciales chinos están tratando de atraer inversores para aumentar sus competitividad ante las grandes entidades bancarias, en un entorno más vulnerable desde la apertura completa del sector bancario chino a la inversión foránea en diciembre pasado.