Los bancos centrales de las mayores economías del mundo están preparados para tomar medidas que estabilicen los mercados y eviten un racionamiento del crédito en caso de que el resultado de las elecciones del domingo en Grecia genere turbulencias financieras, han comentado funcionarios del G-20.

Los bancos centrales están preparados para asegurar que haya suficiente efectivo en el sistema financiero.

"Los bancos centrales se están preparando para una acción coordinada para suministrar liquidez", ha asegurado un importante asesor del G-20 familiarizado con las discusiones en ámbitos diplomáticos y financieros internacionales.

Wall Street cotizó ayer estas intenciones con fuertes subidas. El euro amplió sus ganancias y los precios de los bonos del Tesoro han acelerado sus pérdidas, impulsando su rendimiento.

La decisión deaumentar la liquidez en los mercados podría establecer un dramático escenario en la cumbre de los líderes del G-20 del próximo lunes y martes en Los Cabos (México), donde la escalada de la crisis de Europa estará presente en la agenda del día.

Dependiendo del resultado de las elecciones griegas, los ministros del G-7 podrían reunirse de emergencia el lunes o el martes en Los Cabos, sumandose vía telefónica a los jefes de los bancos centrales, según ha asegurado un segundo funcionario del G-20.

Aunque los bancos centrales podrían llevar a cabo medidas para luchar contra la falta de crédito y la volatilidad del mercado, es complicado que lo hagan mediante un alivio monetario coordinado.