Jornada de indecisión en el Ibex 35 que se ha movido toda la sesión debatiéndose entre el verde y el rojo. Al cierre, el selectivo español se ha decantado por las compras al avanzar un 0,2% y situarse en los 10.285 puntos. En cuanto al mercado de materias primas el barril de referencia en Europa el brent se ha situado en el entorno de los 113 dólares mientras que el euro cotiza sobre los 1,4582 dólares.
Jornada con diferentes referencias macroeconómicas de relevancia, tanto en este lado del Atlántico como en el otro. El Ibex operaba casi sin movimientos a lo largo de la jornada hasta el mal dato de empleo en EEUU ha servido de motivo a los vendedores para dejar al selectivo con descensos que han llegado a ser de más del 1%.

Por un lado el Departamento de Empleo estadounidense hizo público hoy que el empleo no agrícola de EEUU aumentó en 54.000 puestos en el mes de mayo, cuando las previsiones del mercado apuntaban a la creación de 150.000 puestos en mayo.

La tasa de paro se queda así en el 9,1% incumpliendo las expectativas de un descenso al 8,9%.

Sin embargo el selectivo español se daba la vuelta de nuevo y encaraba la zona verde de la tabla al calor de unas informaciones en las que se afirma que la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional han dado luz verde a las medidas de austeridad y privatizaciones que tienen por objeto reducir el déficit y desbloquear la llegada de nuevas ayudas.

Así los bancos vuelven al terreno positivo. Tanto es así que BBVA se erige como valor destacado de la jornada con alzas del 1,96%, escudado por la totalidad de las entidades financieras. Bankinter suma un 1,18%, Banco Popular un 0,86%,Banco Sabadell un 0,82%, mientras que Banco Santander cierra con un 0,7% de alzas.

Entre los grades ponderados, jornada sin demasiado movimiento. Por un lado Repsol que cierra plano, prácticamente igual que Iberdrola (0,1%) y Telefónica. (-0,2%).

El peor de la jornada ha sido Acerinox que se deja un 1,9% mientras que Enagás se ha dejado un 1,18% y Mediaset un 1,1%.