Los fondos bajistas han fijado su radar contra la banca española. En concreto, las posiciones cortas elevan hasta máximos históricos su presencia en Bankia y controlan ya el 5,2% del capital de la entidad que lidera José Ignacio Goirigolzarri. Esto supone que los fondos bajistas tienen cerca de 550 millones apostados contra la cotización de la entidad, según los datos que recoge la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Los fondos bajistas son aquellos que sacan beneficio de las caídas de una compañía en bolsa y para ello toman prestadas acciones de inversores de la compañía, con la idea de que el precio va a bajar y así comprar en un futuro las acciones a un nivel más bajo o devolver a su legítimo dueño los activos. Los bajistas ganan la diferencia entre el precio al que venden los activos y el precio que se pagó para comprarlos.

En la primera quincena de septiembre, los bajistas elevan su presión sobre BBVA al pasar del 0,56% al 0,76%, en Banco Sabadell pasan de controlar el 1,46% al 1,66% de las acciones y en Bankinter del 0,49% al 0,69%, mientras que en Banco Santander se mantienen con un 0,2% del capital. En el único banco que rebajan su presencia es en Caixabank, al deshacer posiciones del 0,41% al 0,2%.

 

Sede de Bankia en Plaza de Castilla (Madrid).

 

En total, los fondos bajistas se juegan 1.196 millones de euros contra las seis entidades que cotizan en el Ibex 35, lo que supone un 15% más respecto al anterior dato de la CNMV a cierre del 31 de agosto. En lo que va de año, las posiciones cortas se han duplicado contra la banca, uno de los sectores que peor rendimiento está mostrando en el selectivo español en 2018.

Las acciones de BBVA acumulan una caída del 21,4% durante el ejercicio, un 17,7% se deja Banco Santander, cerca de un 13% pierde Banco Sabadell, mientras que Bankia corrige un 11,4%. Bankinter se revaloriza un 0,6%, y CaixaBank un 9,65%.

Entre los motivos que impulsan estas caídas según los analistas se encuentra, sobre todo, la política de bajos tipos de interés del 0% aplicada por el Banco Central Europeo (BCE) y la falta de perspectivas de que la normalización monetaria en la Eurozona vaya a ponerse en marcha en el corto plazo, la situación de las economías emergentes en las que tienen presencia BBVA y Santander y las incertidumbres fiscales que ha añadido el Gobierno de Pedro Sánchez. El presidente del BCE, Mario Draghi, dejó claro en su última reunión del Consejo de Gobierno que los tipos de interés se mantendrán en sus niveles actuales “al menos” hasta el verano de 2019.

El regulador bursátil obliga desde el año 2010 que se le comunique toda posición corta o bajistas sobre cualquier empresa cotizada española que exceda al 0,2% del capital social y hace públicas las que superen el 0,5% del accionariado.
En el caso de la banca, en agosto de 2011 y en el contexto de la crisis financiera, la CNMV prohibió la toma de posiciones cortas sobre valores bancarios con objeto de atajar la extrema volatilidad que atravesaban los mercados. Este veto se extendió hasta febrero de 2012, recoge Europa Press

Los bajistas alivian a DIA y vuelven a la carga en Neinor

Las posiciones cortas se redujeron en la primera quincena de septiembre en DIA del 21,53% al 20,83%. La cadena de supermercados, sin embargo, sigue siendo la compañía más acechada por los fondos bajistas de la bolsa española. La segunda empresa con más ‘hedge funds’ en su accionariado cambia de OHL a Neinor Homes, en el que elevan su presencia hasta el 8,91% desde el 8,58%.

En la constructora OHL pasan del 9,17% al 8,8%, en Cellnex Telecom del 8,06% al 7,93% y en Técnicas Reunidas del 7,45% al 6,47%.

En el caso de Inditex también llegan a máximos históricos los fondos de cobertura con el 1,3% de las acciones desde el anterior un 1,1%, también en CIE Automotive con un 1,63% de las acciones y en Atresmedia con un 4,4%.