Banco Santander abona a primeros de noviembre el segundo dividendo a cuenta del actual ejercicio a través del programa Santander Dividendo Elección, que permite a los accionistas optar entre recibir acciones nuevas, vender los derechos en bolsa o cobrar 0,035 euros en efectivo.

Banco Santander Dividendo Eleccion

Banco Santander tiene previsto abonar un dividendo con cargo al actual ejercicio de 0,23 euros por acción, lo que supondrá un incremento del 4,5% respecto al año anterior.

Santander pagó el primer dividendo en efectivo el pasado mes de agosto (6,5 céntimos) y ya está en marcha el segundo dividendo a cuenta bajo el programa Santander Dividendo Elección (3,5 céntimos), que permite a los accionistas decidir si prefieren cobrar su retribución en acciones nuevas, en efectivo o si venden los derechos de suscripción. 

El plazo de negociación de los derechos en el mercado, que arrancó el 18 de octubre, finaliza el 1 de noviembre. Los accionistas del Santander que opten por el pago en efectivo tendrán que solicitarlo antes de 29 de octubre y lo recibirán el 5 de noviembre. Con cargo a 2018, se abonarán otros dos dividendos en efectivo de 6,5 céntimos por acción, que se pagarán en febrero y mayo de 2019.

Último programa Santander Dividendo Elección

Es posible que este sea el último programa Santander Dividendo Elección. La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, ya anunció en la última junta de accionistas que el consejo del banco propondrá que el dividendo de 2019 se abone íntegramente en efectivo y que se fraccione de forma semestral (hasta ahora se hacía en cuatro tramos), uno a cuenta en el mes de noviembre y otro complementario en mayo.

En los últimos tres años, la entidad ha ido reduciendo paulatinamente el programa Santander Dividendo Elección que puso en marcha en 2011, lo que supone que la retribución en efectivo ha ido creciendo en detrimento del pago en acciones. En 2015, el script representaba el 25% del dividendo total. En 2016, el 19% y, en 2017, este porcentaje se redujo al 13,6%.

dividendo santander

Los inversores siguen confiando en la evolución de Banco Santander, que en el primer semestre del año -últimos datos disponibles- ha aumentado en 122.495 su base de accionistas, cerca de un 3%, hasta alcanzar 4,15 millones, la cifra más alta de la historia. De ellos, 3,7 millones (cerca del 90%) son accionistas individuales que poseen menos de 3.000 títulos.