El rumbo de los mercados sigue siendo negativo, porque quedan muchos meses y muy duros para ver un cambio en la periferia, por lo que un cambio sólo vendría de la aprobación de un paquete de estímulo por parte de la FED.

Los problemas de Italia permanecen. Preocupante porque estamos en una situación muy difícil “ayer todavía WS no había cerrado y el mercado se tomó bien la dimisión de Berlusconi. "Creo que las caídas de hoy vienen por la dura situación que tenemos porque, a pesar de los cambios que habrá en la periferia, el mercado está descontando que todavía quedan muchos meses y muy duros para dar un cambio a esta situación”.

Eso es lo que ha dicho el FMI “por lo que la situación es difícil, preocupante y habrá que  tratar de ajustarse el cinturón.

El panorama en bolsa sigue siendo neagtivo y no tiene pinta que reaccione al alza a nos ser que en EUU se ponga en marca un Quantitative Easing.  Sería "la mejor manera de que el mercado reaccionara en positivo. Esta tarde habla Bernanke y tendremos que ver qué dice".