Lloyds Banking Group dijo el jueves que suprimirá otros 1.200 empleos en el marco de la reorganización de sus operaciones que está llevando a cabo tras comprar el banco británico HBOS a principios de año. Los nuevos recortes se suman a los 2.340 anunciados hace algunas semanas.
La mayoría de los despidos anunciados el jueves se están llevando a cabo en la división de operaciones del grupo, donde Lloyds combina parte de sus funciones y las de HBOS, como las de tecnología de la información y cobros.

Las operaciones de marketing, finanzas y ventas de la división de seguros de los bancos también se están fusionando.

Lloyds dijo que tiene previsto una reducción neta de unos 650 puestos de trabajo fijos hasta finales del primer trimestre de 2010, lo que supone perder 370 contratados y empleados de sucursales y crear 180 nuevos puestos.

Paralelamente, la división de seguros de Lloyds perderá 240 puestos fijos al fusionar las operaciones de inversión de Scottish Widows y Clerical Medical bajo una única marca, Scottish Widows.

El sindicato Unite reaccionó al anuncio de los despidos y pidió que el banco paralice sus planes en el extranjero "ya que el personal en Reino Unido se enfrenta a un futuro incierto con miles de empleos suprimidos cada mes".