El banco Lloyds Banking Group cerrará sus 164 sucursales de la entidad británica Cheltenham & Gloucester (C&G), lo que pone en peligro 1.500 empleos, informó hoy la BBC. No obstante, el nombre de C&G, entidad que consiguió una importante expansión en los últimos ochenta años en el Reino Unido, se mantendrá para las áreas de hipotecas y cajas de ahorro. El Lloyds Banking Group no ha querido de momento hacer ningún comentario sobre el cierre de estas sucursales. Desde mediados del pasado abril, Lloyds ha recortado casi 3.000 puestos de trabajo tras su fusión a principios de este año con el Halifax Bank of Scotland. Los sindicatos se han quejado por el alcance de la supresión de los empleos y del programa de reestructuración. En 1997, C&G aceptó una oferta de adquisición presentada por el Lloyds Bank.