El banco británico Lloyd's Banking Group, parcialmente nacionalizado, recortará otros 2.113 puestos de trabajo en el marco de su proceso de reestructuración, lo que eleva la cifra de despidos a unas 7.000 personas desde la constitución de la entidad el pasado mes de enero mediante la fusión de Lloyd's y HBOS, según indicó el sindicato Unite, que representa a los trabajadores del banco. El representante sindical Rob MacGregor afirmó que el sindicato está "estupefacto" por la nueva ronda de recortes en la entidad y cuestionó hasta dónde puede permitirse llegar en estos "recortes sistemáticos de plantilla" a una entidad respaldada con dinero de los contribuyentes.