El grupo químico alemán Linde bajó en el primer trimestre el beneficio neto hasta 172 millones de euros (266 millones de dólares), un 62,4% menos que en el mismo periodo de 2007. Según la firma alemana, la facturación creció entre enero y marzo un 7,5%, hasta 2.917 millones de euros (4.521 millones de dólares), en comparación con las cifras de los mismos meses del pasado año. El beneficio operativo mejoró en los tres primeros meses del año un 11,1%, hasta 602 millones de euros (933 millones de dólares), consolidado a los efectos de los tipos de cambio de las divisas y en comparación con el monto logrado en el mismo periodo del pasado ejercicio.