El ex director general de la aerolínea, Lázaro Ros, ha dimitido como miembro del consejo de administración de la aerolínea por motivos personales, según han informado hoy fuentes de la compañía presidida por Josep Piqué. Ros, que todavía controla un 1,6% del capital de Vueling, protagonizó a finales del año pasado, junto con el ex consejero delegado de la aerolínea, Carlos Muñoz -que dispone del 5,05% de las acciones-, un pulso con el accionista de referencia de la compañía, José Manuel Lara, por el control del grupo. La disputa se zanjó con el nombramiento de Piqué en sustitución de Barbara Cassani, la renuncia de Muñoz y de Ros -ambos cofundadores en 2003 de la aerolínea- a sus funciones ejecutivas y el compromiso de que continuarían en el consejo de administración