Las ventas regresaban el lunes a media mañana al mercado de los títulos del Tesoro de Estados Unidos, a medida que las acciones ganaban terreno, lo que detonaba un brote de tomas de ganancias en el mercado de bonos del Gobierno. El bajo volumen de negocios podría estar exagerando los movimientos en el mercado de bonos. La nota a 10 años se cotizaba sin cambios y rendía el 3,50%, mientras que el bono a 30 años bajaba 4/32 y rendía el 4,31%.