La compañía informática estadounidense Microsoft concluyó el tercer trimestre de su ejercicio fiscal con un beneficio neto de 4.006 millones de dólares (3.022 millones de euros), lo que supone un 34,5% más que en el mismo periodo del ejercicio precedente, informó la empresa.

La facturación del gigante de Redmond alcanzó la cifra trimestral récord de 14.503 millones de dólares (10.941 millones de euros), un 6,2% más, gracias al incremento del 28% en las ventas de sistemas operativos, así como por el aumento del 2,2% de la facturación de la unidad de entretenimiento y del 2,4% en la división de servidores.