Las ventas de viviendas nuevas unifamiliares en EEUU alcanzó en agosto las 429.000 unidades, lo que supone un incremento del 0,7% con respecto a las cifras de julio (426.000). El Departamento de Comercio estadounidense informó de que la cifra supone un retroceso del 3,4% con respecto al mismo mes del ejercicio precedente.
Según datos publicados ayer por la Asociación Nacional de Inmobiliarios (NAR por sus siglas en inglés), la venta de viviendas de segunda mano de EEUU registró en agosto un descenso del 2,7%, hasta 5,1 millones de unidades, su primer descenso en cinco meses.