El consorcio automovilístico estadounidense General Motors registró un volumen de ventas de 189.443 unidades durante el pasado mes de julio en Estados Unidos, lo que supone un descenso del 19,4% y amortigua la caída contabilizada en los siete primeros meses del año, informó la compañía en un comunicado. Entre enero y julio del presente ejercicio, la corporación con sede en el Estado de Michigan alcanzó unas ventas en Estados Unidos de 1,14 millones de unidades, lo que se traduce en una reducción del 37,8% frente a los datos del mismo periodo del año precedente.