Barclays Capital considera que los movimientos de venta de General Electric son exagerados tras el accidente nuclear de Japón.

Estos expertos creen que el grupo, fabricante de los reactores nucleares de Fukushima Daiichi, debería revisar, de todos modos, sus previsiones del primer trimestre. Asimismo consideran que el nivel de tesorería de General Electric es muy elevado y que GE podría verse expuesto a llevar a cabo recompras de acciones o a aumentar el dividendo.

Además, hoy General Electric, junto con Cobra (filial de ACS), se han adjudicado el suministro de la nueva central eléctrica alemana de Mittelsbüren, por un importe de más de 300 millones de euros.

La cotización de General Electric a las 18.56 horas, está descendiendo en torno a un 0,20%, 20,07 dólares el precio de la acción.