Las matriculaciones de automóviles cerrarán el mes de julio con un volumen superior a 100.000 unidades, barrera que no superaban desde julio de 2008, según las estimaciones difundidas hoy por la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac).


A falta de dos días para el cierre de julio, las matriculaciones de turismos y todoterrenos acumulan un descenso del 9%, con un total de 91.623 unidades, muy por debajo de los retrocesos registrados en los últimos doce meses.

Además, en el canal de particulares, las ventas acumuladas hasta el 29 de julio se elevan a 65.157 unidades, lo que se traduce en una progresión del 19% en comparación con el mismo período de 2008, gracias al efecto positivo de las ayudas directas a la compra incluidas en el Plan 2000E.

Por contra, la demanda en el canal de empresas sigue marcada por la debilidad, con un descenso del 33,9% en los 29 primeros días de julio y un volumen de 16.789 unidades. Del mismo modo, las compras por parte de compañías de alquiler bajan un 52,7%, con 9.677 unidades.

FACONAUTO: "EL CRECIMIENTO SE AFIANZA"

Por su parte, la Federación de Asociaciones de Concesionarios de Automoción (Faconauto), que utiliza datos procedentes la consultora MSI, precisa que las matriculaciones de julio se elevarán a 112.575 unidades, con un descenso del 7,3%.

Faconauto pronostica además que el canal de particulares cerrará el presente mes con un volumen de 80.308 unidades, lo que supone un crecimiento significativo del 19,5% en comparación con el mismo período del ejercicio precedente.

El presidente de la patronal de los concesionarios, Antonio Romero-Haupold, aseguró que "los datos de julio muestran que el crecimiento de las ventas se está afianzando", al tiempo que solicitó al Gobierno "que siga apostando por esta línea" cuando se agoten los fondos iniciales del Plan 2000E.

PRIMER SEMESTRE.

Las matriculaciones de automóviles se situaron en 96.706 unidades durante el pasado mes de junio, lo que supone un retroceso del 15,9% respecto al mismo mes de 2008 y la menor caída desde abril del pasado ejercicio, gracias a las ayudas a la compra del Plan 2000E.

En los seis primeros meses del año, las matriculaciones de turismos y todoterrenos totalizaron 433.077 unidades, lo que se traduce en una fuerte caída del 38,3% en comparación con el mismo período del ejercicio precedente.