El mercado automovilístico europeo cerró 2009 con un volumen de 14,48 millones de matriculaciones, lo que supone un leve descenso del 1,6% en comparación con 2008, gracias a los planes de incentivos a la compra de coches implementados en la mayor parte de los países del Viejo Continente.
La Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (Acea) destacó que tras los fuertes retrocesos registrados en la segunda mitad de 2008 y en la primera de 2009, las ventas de coches repuntaron en el último semestre del pasado año.

De hecho, durante el pasado mes de diciembre las matriculaciones de turismos y todoterrenos crecieron un 16%, con 1,07 millones de unidades. Con todo, la comparación de las ventas en 2009 respecto a 2007 arrojan una caída del 9,5%.

En Europa occidental, las matriculaciones crecieron un 0,5% el pasado año, mientras que en el resto del continente el mercado automovilístico registró un notable retroceso del 26,6%.

Entre los principales mercados, la peor evolución correspondió a España, con un descenso del 17,9% en el conjunto de 2009. También bajaron las matriculaciones un 6,4% en Reino Unido y descendieron un ligero 0,2% en Italia. Por contra, en Alemania las ventas se dispararon un 23,2% y Francia logró un crecimiento del 10,7%.

VOLKSWAGEN, LIDER

Por marcas, la primera posición en ventas correspondió en 2009 a Volkswagen, con un volumen de 1,65 millones de unidades y un crecimiento del 4,8%. El segundo puesto fue para Ford con 1,28 millones de unidades (+4,1%) y el tercero para Renault con 1,09 millones (-0,4%).

En cuarto lugar se situó Opel con 1,06 millones de matriculaciones, un 7,8% menos, seguida de Fiat con 1,01 millones (+6,1%), Peugeot con 995.130 unidades (-1,3%) y Citroën con 870.133 unidades (+1,4%).

Completan el ranking de las diez marcas más vendidas Toyota, en octava posición con 710.369 unidades (-3,8%), seguida de Audi con 612.393 unidades (-7,8%) y de Mercedes-Benz con 593.088 matriculaciones, un 13,8% menos.

SAAB Y CHRYSLER SE DESPLOMAN

Los mayores descensos correspondieron a Saab, en proceso de cierre ordenado, que redujo sus ventas un 59,1%, con 26.567 unidades, y al grupo Chrysler (Chrysler, Jeep y Dodge), que vendió 93.132 automóviles, un 41,6% menos.

Por contra, entre las marcas con mayor crecimiento figuran Dacia (filial de bajo coste de Renault), con 237.912 matriculaciones y una progresión del 29,2%, y la surcoreana Hyundai con 341.837 unidades, un 26,6% más. La marca española Seat, del grupo Volkswagen, comercializó 316.928 unidades, un 5,8% menos.