El fabricante estadounidense de vehículos, propiedad de Fiat, ha declarado hoy que sus ventas mundiales aumentaron un 20%, en relación con el mismo periodo del año anterior.


Las entregas de fuera de los Estados Unidos subieron a un ritmo más rápido que en marzo, tal y como informa Bloomberg. Las entregas mundiales ascendieron a 160.380 el pasado mes, según la información de la propia compañía.

Las ventas en todo el mundo de este año hasta abril habían subido un 18% hasta las 554.259, por detrás del 32% que el jefe ejecutivo de la empresa, Sergio Marchinne, se había marcado para este año.

Marchionnne está buscando refinanciar la deuda de Chrysler para devolver los préstamos al gobierno americano y canadiense este trimestre, lo que permitiría a Fiat ejercer su opción sobre la automovilística americana desde el 30% hasta el 46%. También está presionando a Chrysler para que venda 2 millones de vehículos este año y vuelva a la senda de los beneficios por primera vez desde su bancarrota en 2009.

Una portavoz de la empresa ha indicado que las ventas fuera de EEUU aumentaron un 8,7% hasta los 13.053 en abril; porcentaje mucho más elevado que el de marzo, que tan solo fue de un 1,6%.

Fiat ha cerrado en verde, con una subida del 1,43% hasta los 5,69 euros.