El selectivo español terminó la sesión del viernes en positivo –repuntó un 0,76%- pero el balance de las cinco sesiones deja las cifras en rojo, el Ibex se dejó un 1,09% aunque consiguió mantener los 13.772 puntos desde los que arrancará el lunes. Una semana más los índices caminaron de la mano de la volatilidad y de los resultados empresariales, tanto al otro lado del Atlántico como en la Vieja Europa. Como telón de fondo, el petróleo marcando máximos y un dólar que no consigue plantar batalla a la fortaleza del euro. Los expertos consultados por Estrategias de Inversión mantienen la necesidad de ser cautos aunque se decantan por los pesos pesados a la hora de invertir.
Finaliza una semana laboral cuando menos, ajetreada. Aluvión de resultados empresariales tanto al otro lado del Atlántico como en nuestro país y con algún que otro susto en la cuentas de algunas compañías. La ralentización económica está ahí y eso ya no hay quien lo ponga en duda. Los datos macroeconómicos confirman que es tiempo de turbulencias económicas y los expertos así lo explican, en opinión de José Manuel Ollero, Director de análisis de Noesis, “si el Ibex no fuera capaz de retomar la senda alcista y perdiera los 13.105 puntos, habría señales de debilidad y la previsión vendedora llevaría al selectivo al nivel de los 12.600 puntos”. Los datos hablan por sí solos, en nuestro país el paro aumentó en 246.000 personas en el primer trimestre con lo que la tasa de desempleo se sitúa en el 9,6%, la más alta desde 2005. Las cuentas del Estado tampoco esquivan la situación, el superávit se redujo en el primer trimestre un 51,4%, una porción que según el Gobierno se comió la desaceleración del sector inmobiliario y el elevado precio del petróleo. Y es que una semana más el crudo marcó máximos históricos un día sí y otro también, sobrepasando los 119 dólares el barril de West Texas, en una senda alcista que de momento no tiene visos de frenarse. Además el Gobierno confirmó los rumores, rebajó su previsión de crecimiento para este año en ocho décimas hasta el 2,3% y calcula el mismo aumento del PIB para 2009, siete décimas por debajo de su estimación anterior. Las perspectivas para el corto plazo, al menos entre los empresarios, no son muy halagüeñas, el dato de IFO alemán cayó hasta los 102,4 puntos, el nivel más bajo desde enero de 2006. Los expertos mantienen la necesidad de enarbolar la prudencia como bandera en las inversiones, Jesús de Blas, analista de Crédit Agricole Mercagentes reconoce que “el panorama es algo más optimista que hace dos ó tres semanas, pero no podemos pensar que esto ya se ha acabado(…) porque noticias negativas volverán a aparecer”. Protagonista de última hora El mismo viernes Inmobiliaria Colonial se convirtió en protagonista tardía de la semana. El 25% del capital social de la compañía se quedó en manos de los bancos acreedores de Luis Portillo, hasta ahora primer accionista de la inmobiliaria, después de que acordaran con el empresario tomar sus títulos en la empresa para amortizar las deudas que mantenía con las distintas entidades. Los más de quince bancos con los que Portillo mantenía deudas asociadas a la compra de acciones de Colonial por un importe total de unos 1.400 millones de euros convinieron además agrupar todas los títulos de la inmobiliaria en una sociedad instrumental conjunta. De su lado, Portillo saldrá de la empresa que creó, que controló, y de la que fue presidente. Los acreedores de la compañía sacaron los ases de la manga y comenzaron a jugar sus cartas. Banco Popular, La Caixa y Caixa Galicia serán los que contarán con una mayor participación en Colonial, con porcentajes del 9,15%, el 5,4% y el 3,35% del capital de la inmobiliaria, respectivamente. También son accionistas ya Bankinter y la gala Natixis. En opinión de Gonzalo Cantarela, director de GC Gestión Privada, es un titulo que hay que olvidar totalmente y sólo debe preocupar a quienes estén dentro. Si bien mantiene que el hecho de que los bancos acreedores vayan a controlar la compañía “no es mala noticia, porque le dará credibilidad y confianza en la gestión”. Resultados Empresariales La semana hizo sacar las calculadoras a los inversores y estudiar las cuentas de resultados de varias compañías. Como no podía ser de otra manera el sector financiero estuvo entre los ámbitos estudiados con lupa. En Inglaterra el Royal Bank of Scotland confirmó que pedirá a sus accionistas que aprueben una ampliación de capital de 12.000 millones de libras esterlinas para sanear su hoja de balance en medio de la crisis crediticia actual y menciona algunos de los activos que venderá. Y el Banco de Inglaterra anunció que canjeará temporalmente bonos del tesoro por hipotecas bancarias por un valor calculado de 50.000 millones de libras (62.500 millones de euros), con el fin de inyectar liquidez al mercado. A Credit Suisse también se le subieron los colores al hacer públicas sus cifras, después de publicar pérdidas de 1.301 millones de euros. En opinión de Alejandro de Luis, analista de Dif Broker, “ha habido una valoración de bonos errónea y parece ser que ha sido intencionadamente” por lo que antes de entrar en opiniones habría que esperar a que se aclarara la situación. En nuestro país Banco Popular y Banco Sabadell sacaron a la palestra cómo están sus cuentas. Banco Popular Obtuvo un beneficio neto atribuido de 322,5 millones de euros entre enero y marzo de 2008, lo que representa un incremento del 12,1% en comparación con el mismo periodo de 2007 algo inferiores a los previstos por los analistas. Las causas, según la entidad, “una crisis financiera internacional de dimensiones crecientes y por la desaceleración económica e inmobiliaria en España", que tiene consecuencias para la banca, como una menor demanda de crédito, mayor morosidad o dificultades para acceder a los mercados financieros". Según Diego Herrero, subdirector de inversiones de Gestifonsa, los resultados “estuvieron en línea con lo esperado” pero destacó “que la banca mediana y pequeña no está capeando igual que la banca grande o española esta situación”. Por ello, el experto prefiere valores como “BBVA o Santander frente a cualquier banco mediano”. Para José Manuel Ollero Director de Análisis de Noesis, “si Popular no fuera capaz de superar los niveles de 11,50 sería probable que siguiera cayendo hacia la zona de los 10 euros”. Sabadell Banco Sabadell también hizo públicas sus cuentas del primer trimestre, obtuvo un beneficio neto atribuido de 217,27 millones de euros, lo que supone un incremento del 4,7% respecto al mismo periodo del año anterior, La tasa de morosidad de Banco Sabadell se situó en el 0,62% al cierre del primer trimestre, frente al 0,39% registrado un año antes. El banco explicó que este repunte de la morosidad es "acorde con el nuevo entorno económico y las previsiones efectuadas ante el cambio de ciclo" y destacó que la tasa de cobertura se situó en el 295,02%. Las valoraciones de los expertos en relación a la entidad fueron positivas “ha publicado cifras por encima de las previsiones, los ratios de morosidad son correctos y la línea de actividad del primer trimestre ha sido bastante positiva”, explicó Carlos Esteban, Jefe del departamento de bolsa del Banco Finantia Sofinloc. En la misma línea se mostró Alejandro de Luis al explicar que “recortó sus ganancias en comparación con el mismo periodo del año anterior, pero tuvo unos beneficios mejor de lo esperado”. Aún sin hacerlas públicas, el consejero delegado de Barclays, John Varley, señaló que el beneficio neto del primer trimestre fue inferior a la sólida cifra del año pasado debido a las difíciles condiciones del mercado. Parece que la entidad avisa de que sus cifras serán peor de lo esperado. Eléctricas La primera eléctrica del país por capitalización, Iberdrola oficializó sus resultados a comienzos de la semana. Obtuvo un beneficio neto de 1.204 millones de euros en el primer trimestre, lo que supone multiplicar por 2,6 el logrado en el mismo periodo de 2007. Celine Giffard, analista de Selftrade, recordó que el buen beneficio por la incorporación Scottish Power al grupo” pero se trata de datos que “están descontados ya por el mercado porque son cifras que el día de la junta general de accionista ya dijo”. La tercera eléctrica española, Unión Fenosa fue una más de las compañías que publicó resultados esta semana. Obtuvo en el primer trimestre del año un beneficio neto de 454,6 millones de euros, cifra que supone un incremento del 39,4% respecto al mismo periodo de 2007. En el resultado han influido las plusvalías de 290 millones obtenidas con la venta de su participación en la distribuidora eléctrica filipina Manila Electric Company (Meralco) y del 2,51% que conservaba en France Telecom España, antes Auna, a Credit Suisse. Para Oscar Moreno, gestor de fondos de Renta 4, los resultados fueron importantes y -aunque reforzados por determinadas plusvalías- con mejoras en todas las líneas de negocio. Javier Barrio, de BPI, opinó sobre Red Eléctrica de España y sus resultados. Este experto considera que REE “no suele defraudar”. En todo caso, se queda con “la inversión, que ha sido mayor de la esperada -104 millones de euros frente a los 71 millones de hace un año-“ y destaca como punto débil la deuda, que “se ha incrementado un 9,3% respecto al año pasado(…). Sin embargo, -continúa- en un entorno tan turbulento como el actual aporta una estabilidad bastante elevada”. REE ganó 81,1 millones de euros en el primer trimestre, lo que significa un crecimiento del 15,7% con respecto al logrado en el mismo periodo del año anterior. La cifra de negocio se elevó hasta los 277,5 millones de euros, frente a los 256 del periodo enero-marzo de 2007, es decir una mejora del 10,2%. El resultado bruto de explotación (EBITDA) fue de 204,8 millones, con una subida del 7,9%. En la misma línea positiva se explicó Boni Aguado, Gestor de carteras de Eurodeal, para quien la eléctrica tuvo unos resultados que “son buenos, sobre todo previendo el recorte de crecimiento económico”. Sin embargo, “cuando el valor confirma las cifras, el mercado le penaliza por estar descontadas previamente”. Con ello, las previsiones para lo que va de año “se pueden mantener y eso será muy positivo para la compañía”. En el chaparrón de resultados estuvieron también el Grupo Mapfre que obtuvo un beneficio neto de 286,3 millones de euros en el primer trimestre, un 68,7% más que en el mismo periodo del año anterior. Desde el mercado continuo también conocimos balances, Zeltia, Antena 3 o Jazztel hicieron públicas unas cuentas que no sorprendieron al mercado. Zeltia registró una pérdida de 10,9 millones de euros en el primer trimestre de 2008, frente a la pérdida de 11 millones en el mismo período de 2007 lo que le costó una penalización de 0,92% en sus títulos. Antena 3 recortó su beneficio en un 29,9% en el primer trimestre del 2008 al alcanzar los 31,33 millones de euros, frente a los 44,66 millones del mismo periodo del año anterior, sus títulos perdieron un 0,90% y Jazztel presentó unas cifras algo mejores, ya que redujo sus pérdidas netas un 15% entre enero y marzo hasta 24,2 millones de euros, en comparación con los números rojos de 28,6 millones del mismo periodo de 2007. Recomendaciones Una semana más los expertos mantienen que es tiempo de tener cautela, y vigilar dónde se invierte el ahorro. Alberto Rodríguez, Director de mercados de Hermanos Moro apuesta por Iberdrola Renovables ya que será posible verla “en su nivel de colocación para recuperar la inversión inicial”. Esperaría “a ver algún recorte hasta los 4,50 euros” y empezaría a pensar mal “si pierde los 4,40 euros”. Pero añade que es un valor “que debería mantenerse en cartera”. Tampoco descarta el sector financiero, concretamente Bankinter cuya primera resistencia “deberían ser los 10,20 euros”, “mientras no los pierda no hay que pensar que esto será un crack a la baja por lo que hay que aguantarlos todavía en cartera”. Para los que quieran posicionarse, Rodríguez esperaría “a ver cierres por encima de los 10.20 euros”. También en el sector bancario se situaría Boni Aguado, gestor de carteras de Eurodeal aunque con valores que sean “más conservadores” ya que “apostaría por valores de primera línea como Santander”. Diego Herrero sin embargo se mantendría fuera del sector tendría mucho cuidado con el sector financiero” establece, pues Santander “lleva varias sesiones bastante flojo y BBVA y Popular le acompañan”. Los grandes siguen en el punto de mira de las recomendaciones, Telefónica es una buena opción para Jesús de Blas, analista de Credit Agricole Mercagentes, “A finales de 2007, el sector de telecomunicaciones lo hizo muy bien, pero en lo que llevamos de año y a pesar de que las perspectivas no se han deteriorado para el sector, lo está haciendo realmente mal(…), señala. En todo caso, cree que “las cuentas seguirán siendo buenas. En la misma línea apunta Javier Barrio , ya que cree que “a estos precios resulta muy interesante en el corto-medio plazo” y de igual manera se manifiesta Oscar Moreno para quien la zona de los 18 euros es buena para "ir comprando Telefónica". Una experta más, Laura Proubasta, analista de Agenbolsa se sube al carro de las matildes y apunta que cuenta Telefónica por “estar en un sector defensivo, tener una atractiva remuneración del accionistas y además tener un acuerdo con Microsoft para lanzar televisión por ADSL”. Los próximos resultados del primer trimestre, que se publicarán en el mes de mayo, también serán positivos, según su opinión. Fuera del consenso hay gustos para todo, desde Selftrade, Celine Giffard se mantiene atenta a títulos como FCC o ACS. Precisamente por ACS se decantó también Javier Barrio y Boni Aguado. Cambiando de sector, Gonzalo Cantarela apuesta por algún valor de medios, considera que Prisa “ofrece una buena oportunidad en los 10,25-10,35 euros, con stop en los 10,08”. Este experto se decanta además por Abengoa, “con un stop en los 19,15 en cierre”, con Arcelor Mittal y con el Popular. En este último caso –pese a que cree que hay que esperar un poco- asegura que “la zona de los 10,50 euros son un buen punto de entrada”.