Las compañías de pequeña capitalización, que han tenido subidas tan verticales, están bajando más de un 6% como es el caso de Befesa. Ha habido muchas subastas de volatilidad que hacen impracticable la operación en el valor. Estar metido en un valor en el que la posibilidad de salirse en caso de necesidad sea incluso imposible, hace que la prudencia aconseje no estar en estos valores.
La evolución de los mercados es siempre la misma: esperamos los datos macro de EEUU, cuando salen malos el primer movimiento es en el mercado de divisas y luego va a las bolsas. En Europa hoy han reaccionado mal pero en el Ibex estamos aguantando. Creemos que sería necesaria una correción, incluso se ha hablado de una situación similar a la situación del 2000 con subidas tan espectaculares. Vemos que en el sector de construcción e inmobiliario todo vale. Los análisis del sector dicen que está sobrevalorado pero el mercado toma la máxima de que mientras no vengan los recortes, la fiesta puede continuar.