Las remesas de los inmigrantes que trabajan en España a sus países de origen sumaron 1.673 millones de euros en el segundo trimestre, un 13% menos que en el mismo periodo del año anterior como consecuencia de la crisis económica, según los últimos datos publicados por el Banco de España y recogidos por Europa Press.  En cambio, comparado con el primer trimestre del año, las remesas de los inmigrantes a sus países de origen crecieron un 1%, desde los 1.656 millones de euros entre enero y marzo hasta los 1.673 millones entre abril y junio.  Los datos de la autoridad monetaria ponen de manifiesto el impacto de la crisis económica y del incremento del desempleo entre la población extranjera en los últimos meses, si bien se observa una tendencia al alza de las remesas entre el primer y el segundo trimestre.