Las peticiones de subsidios al desempleo cayeron en la semana terminada el 4 de julio en 52.000, hasta 565.000, el nivel más bajo desde enero según ha publicado el Departamento de Trabajo. El dato es mejor de lo esperado, ya que los expertos consultados por Bloomberg esperaban una leve caída de las solicitudes hasta las 603.000 desde las 617.000 del mes anterior, dato corregido hoy al alza desde las 614.000 publicadas inicialmente.