Los hoteles españoles registraron 15,4 millones de pernoctaciones en noviembre, lo que supone un incremento del 7,7% respecto al mismo mes de 2006, mientras que los precios hoteleros subieron un 1,8%. Las pernoctaciones de los residentes subieron un 8,7%, mientras que las realizadas por los no residentes crecieron un 6,7%. La estancia media cayó un 0,6% en noviembre respecto al mismo mes de 2006, situándose en 2,8 pernoctaciones por viajero.