Las operadoras de telecomunicaciones condicionan su inversión de las compañías en el desarrollo del sector a la no aplicación de tasas que penalizan al mercado y "obstaculizan" el desarrollo de nuevos negocios y servicios. "Las operadoras estamos dispuestas a invertir siempre que no haya obstáculos que dificulten la actividad y que provocan efectos de desaceleración", indicó secretario general de Orange, Fernando Ballestero Díaz, durante su intervención en las jornadas sobre las 'TIC y la recuperación de la economía' organizado por APD y Aetic. El directivo, en referencia anteproyecto para la financiación de la televisión pública aprobado el pasado viernes por el Consejo de Ministros, destacó que el papel de las compañías de telecomunicaciones y en concreto de las operadoras dependerá de cómo sean vistas y recalcó que este sector "no pide ayudas públicas" para el despliegue pero si la consideración del Gobierno.