Los paquetes de estímulo fiscal adoptados por el Gobierno en 2008 tendrán un impacto máximo y temporal sobre el PIB del 2,25%, según los cálculos de la Comisión Europea, que atribuyen un impacto más significativo sobre la demanda y el empleo al fondo de inversión local que a la deducción en el IRPF de 400 euros. Según las estimaciones de Bruselas, el fondo de inversión local de 8.000 millones de euros, más los 3.000 millones adicionales para I+D+i, automoción o dependencia, aprobados por el Gobierno en noviembre del pasado año, tendrá un efecto en el PIB de como máximo el 1,5%, mientras que los paquetes de estímulo aprobados en abril (la deducción de 400 euros) y en agosto (líneas del ICO y liberalización de mercados) aportarán al PIB un máximo del 0,75%, por lo que tendrán un impacto "más limitado".