Las matriculaciones de automóviles en Reino Unido alcanzaron 209.190 unidades durante el pasado mes de junio, lo que supone una disminución del 6,1% en comparación con el mismo mes de 2007, informó hoy la Asociación de Fabricantes y Vendedores de Vehículos a Motor (SMMT por sus siglas en inglés). En los seis primeros meses del año, las ventas de turismos y todoterrenos en el mercado británico se situaron en 1,24 millones de unidades, lo que se traduce en una reducción del 1,6% en relación con el mismo período del ejercicio precedente. La SMMT destacó que las matriculaciones de automóviles diésel experimentaron un crecimiento del 4,5% en junio, hasta situarse en 89.470 unidades, de forma que la cuota de penetración de los coches de gasóleo se eleva al 42,8%.