Las grandes constructoras españolas cosecharon un nuevo récord en contratación internacional en 2009, año en el que consiguieron obras y servicios en otros países por alrededor de 25.000 millones de euros, importe que además supera en un 35% al registrado en el ejercicio precedente.
La construcción española encadena así, pese a la crisis, el quinto año consecutivo de récord en consecución de obras en el exterior, según los datos provisionales de cierre de ejercicio de la patronal Seopan, a los que tuvo acceso Europa Press.

Las grandes firmas del sector también registraron un nuevo aumento de su facturación internacional, gracias a la ejecución de la cartera de obras lograda en años anteriores. Los ingresos procedentes del exterior oscilarán entre los 15.000 y los 16.000 millones de euros y crecerán así un 36% en comparación con 2008.

Las constructoras españolas están presentes en más de setenta países de los cinco continentes. Su éxito en el exterior es fruto de la estrategia de internacionalización que desarrollan desde hace años y de la apuesta que todos los países mantienen por la inversión en infraestructuras.

Para Seopan, los datos de 2009 constatan una "tendencia creciente" que se mantendrá en 2010 y años sucesivos, dados los proyectos e inversiones previstas en distintos mercados internacionales y la "vocación y gran experiencia exterior demostrada a lo largo de muchos años" por las grandes constructoras españolas.

De hecho, las seis grandes cotizadas (ACS, Acciona, FCC, Ferrovial, Sacyr y OHL) y el grupo concesional Abertis volvieron a copar este pasado año el ranking mundial de grupos concesionarios de infraestructuras que anualmente elabora la revista especializada 'Public Works Financing' (PWF).

Entre los retos de futuro para la construcción española en el exterior, la patronal destaca las concesiones que está previsto se promuevan en América, tanto en Estados Unidos y Canadá como en países como México, Brasil y Chile; la "pujanza" que aún presenta Europa Central y del Este, las perspectivas que generan los Juegos Olímpicos en Brasil y las derivadas de la apuesta por el AVE de Estados Unidos.

NO SOLO PANAMÁ


En cuanto a los logros internacionales de 2009 no sólo pasan por la consecución de la ampliación del Canal de Panamá por parte de Sacyr, pese a la relevancia histórica y el importe del contrato (2.250 millones de euros).

Entre el resto de logros de las grandes constructoras fuera del mercado doméstico destaca el primer tramo del AVE portugués, que logró ACS, compañía que también se adjudicó autopistas en Chile y Polonia, y una planta de tratamiento de aguas residuales en Perú, entre otros proyectos.

De su lado, Acciona se hizo con una autopista en Polonia y una desaladora en Austria (valorada en 700 millones de euros), y FCC consiguió la construcción de cuatro estadios de fútbol para la celebración de la Eurocopa 2012, además de un contrato en la ampliación del Canal de Panamá.

De su lado, Ferrovial sumó a su cartera autopistas en Polonia y Estados Unidos e Isolux Corsán logró una en India. Entre los pedidos internacionales de OHL en 2009 resaltan la construcción de una fábrica de transformación de silíceo en China por 820 millones y un tramo del metro en Miami.