Las grandes constructoras compiten por hacerse con el contrato de obras de ejecución de la primera fase de ampliación de la estación ferroviaria de Madrid-Atocha, un proyecto presupuestado en 173 millones de euros. Los seis grandes grupos cotizados compiten por separado por estas obras, con la excepción de Acciona y Sacyr que lo hacen en consorcio, informaron a Europa Press en fuentes del sector. El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) ha recibido un total de diez ofertas de otras tantas empresas y consorcios para acometer la primera parte de la ampliación de la estación ferroviaria ubicada en el centro de la capital.