La deuda de las entidades españolas con el Banco Central Europeo (BCE) descendió el mes pasado hasta los 40.992 millones de euros, el nivel más bajo desde enero de 2008.

Las entidades españolas han reducido su dependencia de crédito del BCE tras marcar niveles máximos durante los meses de julio y agosto de 2010. En concreto, el importe de marzo representa una caída del 16,6% respecto a febrero (49.177 millones) y un fuerte desplome del 49% respecto a marzo de 2010 (81.881 millones).