Las entidades han elevado un 9% las comisiones que cobran a sus clientes de manera anual por el mantenimiento de sus tarjetas de crédito, hasta situarlas en 31,98 euros en abril frente a los 29,34 euros que cobraran en el mismo mes de 2008, según datos del Banco de España. De este modo, los usuarios que contrataron una tarjeta de crédito en abril o que renovaron la que poseían pagan de media 2,64 euros más que hace un año.