El Gobierno considera que el sector eléctrico se verá obligado a acudir al merado secundario para adquirir "una parte significativa" de los derechos de emisión que necesitarán hasta 2012, ya que la modificación del Plan Nacional de asignación 2008-2012 que efectuó el año pasado supone un recorte del 34,2% respecto a las proyectadas inicialmente para el periodo. En una respuesta escrita al diputado de ICV, Joan Herrera, a la que tuvo acceso Europa Press, el Ejecutivo recalca que el Plan para el periodo 2008-2012 es uno de los "más restrictivos" de la Unión Europea en relación con el volumen total de derechos que se expide.