Lo fundamental de la victoria de Macron estaba descontado pero esto puede suponer un impulso a la espera de las elecciones legislativas de junio. Esto es un impulso para el consumo. Los bancos centrales están en una actitud de ajuste gradual en el caso de Estados Unidos. En conjunto la situación sigue siendo favorable.


Los resultados empresariales están acompañando. Estamos viendo un repunte de precios. En general la actividad está siendo buena y eso es positivo para los mercados.

En Europa las bolsas estaban en términos relativos peor valoradas en Estados Unidos. Los principales riesgos políticos se están superando, pero a corto plazo las cosas van bien.

Declaraciones a Radio Intereconomía