Cuatro comunidades autónomas concentran 7 de cada 10 de los embargos hipotecarios.

Las ejecuciones hipotecarias se moderaron durante los tres primeros trimestres de 2010 al crecer un 8%, hasta los 71.187 procedimientos, después de haber aumentado un 58,3% en 2009, según datos del Consejo General del Poder General.

A pesar de estos datos, el número de embargos se ha multiplicado por cinco desde que comenzara la crisis económica en el año 2007.

Las comunidades autónomas más afectadas han sido la Comunidad Valenciana, Cataluña, Andalucía y Madrid, una distribución que permanece constante a lo largo del período de crisis. Los valencianos encabezan la lista en cuanto a número de procesos ejecutados, con un total de 14.082 ejecuciones hasta octubre de 2010, seguida de Cataluña, con 14.007 procedimientos (19,6%); Andalucía, con 13.242 (18,6%); y Madrid, con 8.078 (11,3%).