Las deudas de la empresa perteneciente a la familia Ruiz Mateos será el triple de lo reconocido por Nueva Rumasa.
La existencia de avales no comunicados hasta mediados de abril a otras sociedades del propio conglomerado Ruiz-Mateos suma 299,3 millones de euros. Y es que la deuda contraída por Dhul triplica la que en su día reconoció la empresa controlada por la familia Ruíz-Mateos.
 
Según un listado remitido al Juzgado de lo Mercantil número 1 de Granada al que ha tenido acceso Efe, la empresa Dhul avaló deudas de hasta 30 empresas de la propia Nueva Rumasa, debido a la desconfianza de las entidades financieras, especialmente, del Banco Santander y Banesto.
 
El valor de todos estos avales alcanzaría 241 millones de euros.