Las declaraciones de insolvencia en Alemania, tanto en empresas como en particulares, se redujeron un 6,5% el año pasado, según datos hechos públicos hoy por la Oficina Federal de Estadística. El año pasado se registraron 155.202 declaraciones de insolvencia, entre ellas 98.140 correspondieron a particulares y 29.291 a empresas. Por otra lado, aumentaron las reclamaciones de los acreedores que pasaron de exigir el pago de 32.000 millones a 33.000 millones de euros.