Las firmas que cotizan en Bolsa pagaron a sus acccionistas 13.741 millones de euros en concepto de dividendos en el primer semestre, lo que supone un incremento del 25% respecto al que abonaron en el mismo periodo de 2007. El importe abonado en los seis primeros meses de 2008 supera el pagado por las empresas cotizadas en años enteros entre 2000 y 2003. El sector financiero acaparó el 38% de todos los dividendos pagados, con 5.035 millones de euros repartidos, mientras que las compañías eléctricas aglutinan el 18%, con un 'pay out' de 1.595 millones de euros.