Abierta la temporada de resultados en Estados Unidos gracias a Alcoa, Wall Street se suma al verde de Europa y refuerza las ganancias del cierre de ayer. Los futuros de los tres principales índices se anotan un repunte del entorno del punto porcentual en la preapertura a pesar de las dudas sobre la deuda soberana continental que preocupa bastante a las autoridades estadounidenses. El euro se coloca en el 1,28 en su cambio con el dólar, aunque ayer ya tocó el 1,26.

Pistoletazo de salida a la temporada de resultados con Alcoa en la jornada de ayer. Se esperaban pérdidas en su balance –y las hubo- aunque la noticia más positiva ha sido el repunte del 7% en la demanda de aluminio en 2012 y esto era un aspecto no tan contemplado por los analistas. A ello se suma la debilidad aparente de China como principal motor de la economía mundial y consumidor por excelencia. El jefe ejecutivo de Alcoa, Klaus Kleinfeld, prevé que el mercado del aluminio a nivel mundial registre un déficit este año teniendo en cuenta precisamente la desaceleración del gigante asiático a pesar de lo cual mantendría una demanda importante.

Las compras en el mercado estadounidense están reforzando también las ganancias en Europa donde sus principales índices repuntan más del 2,3%, entre ellos, el Ibex 35 que recupera los 8.470 puntos. La banca es la que está animando hoy a Europa con la italiana Unicredito encabezando la tabla del Eurostoxx 50 tras haberse dejado por el camino un 45% de su valor en los últimos días después de haber anunciado una ampliación de capital. Hoy sube por encima del 6%.

Estados Unidos mantiene, sin embargo, una duda razonable sobre buena parte de la deuda soberana continental. La Comisión de Intercambio y Seguridad ha instado a sus bancos a publicar más detalles sobre su exposición a la deuda soberana europea, un factor determinante en la reciente quiebra de MF Global Holdings.

En medio de la tensión, el Mercado de divisas logra mantener su tónica de la última semana con un cambio para la paridad euro/dólar instalada en el 1,28, a pesar de haber caído ya hasta el 1,26.

En este contexto, los futuros de Wall Street vienen cargados de compras. El S&P 500, Dow Jones de industriales y el propio Nasdaq anticipan subidas de entre el 0,9% y el 1%.