Hace unos días teníamos varios escenarios: que se expropiara, que no se hiciera pero hubiera más presión para más inversiones o que no se hiciera nada. Eso provoca unas caídas a corto plazo en el valor, el dinero siempre tiene miedo y ante una situación de este tipo lo primero que hace es vender.
Se ha producido además “en un momento de alta tensión en el bono español, lo que añade más presión a la situación”, reconoce Damián Querol, director de análisis de Banco Gallego.

Este experto ha reconocido que a 19 euros “ya contiene una valoración de YPF a cero euros, por lo que a corto plazo hay esa tensión”. Sin embargo, puede ser oportunidad para tomar posiciones en el valor. Si le pagan 19 euros, que es lo que en un principio dijo Kirchner, provocaría que el valor subiera hasta los 21.5 euros por acción en el medio plazo. Entre 19-22.5 euros sería el valor objetivo a medio plazo de la petrolera.

Cambia mucho el marco en este país y en general en Latinoamérica .”Las empresas españolas están más centradas en lo que pasa con el bono español esta mañana, que ya baja hasta el 6%, que en el riesgo regulatorio en Argentina”. El año pasado se utilizó el riesgo país para presionar electoralmente, Sarcozy lo ha utilizado también y eso puede seguir penalizando en el corto plazo.