El dato de creación de empleo en EE.UU. durante el mes de diciembre ha enfriado el mercado. Los inversores escépticos, tras varias jornadas de bonanza, recogen beneficios en Wall Street, cambiando el rumbo de los índices haciéndolos descender. El Dow Jones cae un 0,03% hasta los 10.603 puntos, el Nasdaq un 0,38% y el S&P 500 un 0,20%.