Las cajas de ahorros barajan vender sus gestoras de fondos para captar capital en medio de la reestructuración del sector.

Algunos SIP de cajas de ahorros, entre los que se encuentran Bankia y Caja España-Duero, sondean la posibilidad de traspasar sus firmas de inversión, con medio millón de partícipes, a los grandes fondos internacionales, según fuentes próximas a las negociaciones consultadas por Expansión.

Grupos internacionales como State Street, BNP Paribas y JPMorgan se encuentran entre los interesados.

Si Bankia vendiera su gestora de fondos podría embolsarse entre 400 millones y 500 millones de euros, mientras que, en su caso, La Caixa ganaría entre 700 millones y 800 millones.

Con estos ingresos los SIP de cajas pretenden alcanzar el ratio core capital de 10% exigidas por el gobierno.