Si hay un activo que está rentando con cifras espectaculares este 2019 ese es el petróleo. No le sigue ni Wall Street, ni las divisas ni el oro. El barril de Brent, de referencia en Europa, acumula un alza del 30% en lo que va de año por encima de los 71,5 dólares, mientras que el West Texas estadounidense se revaloriza un 36,5% hasta los 64 dólares, máximos de los últimos cinco meses.

A pesar de que al petróleo se le considera un activo cíclico, los expertos apuntan que el crudo está cotizando a esos precios ya que los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) están cumpliendo con la limitación de producción que pactaron en diciembre. De hecho, este miércoles el informe mensual de la OPEP apunta que los países productores recortaron su producción en 534.000 barriles al día en marzo debido a los esfuerzos de Arabia Saudí e Irak. Tras un descenso en el bombeo de más de medio millón de barriles diarios, la producción del total de países que componen la OPEP se situó en 30,022 millones de barriles por jornada.

Las alzas del 30% del petróleo en 2019 todavía no calan en Repsol

La difícil situación que se vive en Libia con dos facciones que luchan por el control de la capital, Trípoli, podría tener la capacidad de restringir aún más la situación del suministro en los mercados petroleros. Debido al veto ruso en el Consejo de Seguridad de la ONU, no se aprobó ninguna resolución contra las fuerzas del mariscal Jalifa Hafter, quien está liderando el asalto al Gobierno libio reconocido internacionalmente, apuntan los analistas del broker Vestle.

“La escalada de la violencia entre ambas milicias armadas hace que peligre el suministro de petróleo libio al mercado, ya que tanto la actividad de extracción como las entradas y salidas de sus puertos se verían afectados por el conflicto bélico”, añaden desde IG.

Todo ello, a pesar de que Rusia ha amagado con que podría comenzar ya a incrementar sus niveles de bombeo a partir de junio. Sin embargo, el ministro del Petróleo de Arabia Saudí, Khalid Al-Falih, aseguró esta misma esta semana que los países de la OPEP mantienen sin cambios sus compromisos con los recortes.

“De este modo, las expectativas de una reducción de la oferta en el mercado, aunque solo sea puntual, mantiene al alza los precios.La cita del mes de mayo del comité de seguimiento del acuerdo de la OPEP se antoja fundamental, toda vez que los países firmantes del acuerdo tendrán que evaluar la situación de un mercado que, además de por los recortes orquestados, se ha visto afectado por los problemas internos de los países exentos como Venezuela, Irán y ahora también Libia”, explican desde IG.

Las petroleras no recogen en precio las subidas del crudo

Repsol, como el conjunto del sector, acumula rentabilidades positivas en 2019 aunque no son tan abultadas como las que protagonizan el Brent y el West Texas. Repsol sube en el Ibex 35 un 8,5% hasta los 15,275 euros por acción, mientras que la británica BP sube un 17,4%, la italiana Eni un 15,6%, la francesa Total un 10%, la británico holandesa Royal Dutch Shell un 8,5% y la portuguesa Galp un 15,6%.

Los analistas de HSBC lanzaron una recomendación de compra este miércoles de las acciones de Repsol y situaron su precio objetivo en los 18,4 euros por acción. La petrolera que preside Antonio Brufau cuenta con el favor del consenso de los analistas, ya que sitúan su precio objetivo en los 17,7 euros, lo que le otorga un potencial de revalorización del 15,8% en el Ibex 35.

“Ahora mismo Repsol es una compañía en la que invertiría porque obviamente si el precio sigue creciendo, todo apunta a que por lo menos se va a estabilizar, da un colchón para que las compañías den buenos resultados. ¿Por qué no están dando tan buen resultado? Probablemente sea porque tienen que acometer inversiones muy significativas para seguir explorando. Obviamente esos costes influyen mucho en el beneficio. A estos precios, las compañías petrolíferas son rentables y lo van a seguir siendo”, apunta el analista independiente Rafael Ojeda.

Por análisis fundamental, Repsol cotiza con valoraciones atractivas frente a sus comparables europeos: cuenta con un PER (ratio precio-beneficio) de 10,5 veces y cotiza a un precio por valor en libros de 0,75 veces. Las petrolera que se compra más cara es Galp con un PER de 16 veces y un precio por valor en libro de 2,6 veces, mientras que el resto se mueven entre las cifras de Repsol y la de la petrolera portuguesa, según los datos que recopila Reuters.

Para Daniel Lacalle, economista jefe de Tressis, la mejor manera de tener exposición al petróleo no es a través de petroleras integradas, que se dedican a la exploración, producción, transporte y refino de petróleo, que muchas veces no están del todo correlacionadas y el mercado las premia o castiga en función de sus nuevas líneas de negocio como la electricidad o los yacimientos encontrados, en contraste con las compañías de servicios a la industria petrolera, como las empresas de barcos petroleros...