La Unión Europea (UE) y Australia han firmado hoy un acuerdo que permitirá a las aerolíneas europeas volar desde cualquier Estado miembro al país oceánico y que supone el primer paso hacia un pacto más amplio para liberalizar el tráfico aéreo entre las dos zonas. El texto adoptado hoy pone fin a las actuales restricciones nacionales, que hacen que las compañías sólo puedan volar a Australia desde sus países de origen, y no desde otros lugares de la Unión.