Las acciones de Barnes & Noble caen un 11% en Wall Street tras conocerse que su presidente y fundador ha retirado su oferta de compra para hacerse con los activos de distribución retail de la cadena de librerías. 

Tras esta caída, sus acciones eliminan las ganancias que habían obtenido en bolsa desde primeros de año.



Leonard Riggio ha tomado esta decisión después de que la compañía haya aumentado sus pérdidas en el segundo trimestre del año. El fundador aseguraba hoy en un comunicado a la FED “aunque creo que merezco el derecho a hacer esta oferta en un futuro, creo que en interés de la compañía, debo centrarme en el negocio ahora”, afirmaba Riggio.
Los expertos aseguran que Barnes & Noble está teniendo problemas para hacer el traspaso de su negocio basado en la librería tradicional al negocio online. Cada vez más consumidores prefieren leer en sus dispositivos móviles. De hecho, la empresa ha dejado de fabricar sus propias tablets.
En concreto, la empresa ha comunicado hoy mismo que obtuvo unos números rojos de 87 millones de dólares. El año pasado las pérdidas no llegaron a los 40 millones. La cifra es peor de lo que estimaban los expertos.
El presidente y mayor accionista expresó su deseo de comprar estos activos, que incluyen una red de unas 680 librerías el pasado mes de febrero y el negocio online.