La ministra francesa de Finanzas, Christine Lagarde, está muy cerca de ser la nueva directora gerente del Fondo Monetario Internaiconal, después de que Estados Unidos diera su apoyo a la candidatura, al igual que la UE y Rusia.

“El talento excepcional y la amplia experiencia la proporcionarán un liderazgo de gran valor para esta institución indispensable en un momento crítico para la economía mundial” ha declarado el secretario del Tesoro norteamericano, Timothy F. Geithner, en unas declaraciones hoy en Washington.

El apoyo de Estados Unidos le da a Lagarde suficientes votos para vencer a su único rival, el gobernador del banco central de México, Agustín Carstens, en la reunión del Fondo Monetario Internacional.

“Ahora es un hecho” ha afirmado Simon Johnson, ex economista jefe del FMI, que ahora da clases en el Instituto Tecnológico de Massachusetts, tal y como informa Bloomberg.

Lagarde de 55 años se convertiría así en la primera mujer en dirigir el Fondo Monetario Internacional en sus seis décadas de historia y se haría cargo en un momento en el que la agencia trabaja con los gobiernos europeos para evitar un “default” de Grecia.

Asimismo, tendrá que reconstruir la moral en el fondo tras la renuncia de Dominique Strauss-Kahn, que fue arrestado en Nueva York el mes pasado por cargos que incluyen intento de violación.

Los datos recopilados por la página web de finanzas americana, Bloomberg, muestran que Lagarde cuanta por lo menos con el 58,2% de los votos para ser nombrada por los directores que representan a los 187 miembros del FMI. El objetivo es elegir a un nuevo dirigente por consenso.

Brasil ha anunciado hoy su apoyo a Lagarde, mientras que el gobernador del Banco Popular de China, Zhou Xiaochuan, ha expresado su “apoyo total” a la ministra gala de Finanzas.

Lagarde se ganó una buena reputación por su habilidad como negociadora durante la crisis financiera en el G20 y en la Unión Europea.