El consejero delegado, Bruno Laffont, dijo que con esta ampliación Lafarge refuerza su estructura financiera al reducir su deuda y mejora la situación para beneficiarse de la recuperación.

Los principales accionistas de Lafarge -el grupo belga Bruxelles Lambert  y el egipcio NNS Holding- se han comprometido a suscribir su parte de los derechos de ampliación, lo que representa unos 500 millones de dólares, señaló Lafarge.


El resto de la ampliación lo suscribirá un sindicato bancario, dijo.


Lafarge añadió que el precio de emisión representa un descuento de un 46,2% sobre el precio de cierre de las acciones del 30 de marzo, aunque ajustado al dividendo previsto con cargo a 2008 de 2 euros por acción. Las acciones nuevas no cobrarán este dividendo.

El periodo de suscripción empezará el 2 de abril y terminará el 15 de abril, dijo Lafarge.