La vivienda subirá este año en España una media del 8% y un 6% en 2008, según las previsiones de Bankinter, que apuntan a que no habrá un "crack" inmobiliario y que lo único que ocurre es que el sector está sufriendo un "ajuste". En rueda de prensa, el director de Análisis de Bankinter, Ramón Forcada, explicó hoy que se está produciendo un desplazamiento de la demanda hacia las viviendas más asequibles, con lo que este año las de rango medio y bajo seguirán encareciéndose en el entorno del 10 ó él 12%, mientras que las más caras podrían ver reducido su coste en un 5%. "No creemos que haya un crack inmobiliario", dijo el experto, que apuntó que no comparte la "dramática" visión que se tiene en el exterior del sector inmobiliario español, seguramente debido a los episodios de corrupción en la Costa del Sol.